domingo, 6 de diciembre de 2009

Lecturas: El Sueño de Meteor Slim.

Edición original: Le Rêve de Meteor Slim
Fecha de edición: Noviembre de 2009
Guión y Dibujo: Frantz Duchazeau
Formato: Libro, 160 págs. Blanco y Negro.
Editorial: Ponent Mon.



Hace tiempo podíamos leer por aquí, como la editorial Ponet Mon hacía una petición de ayuda (no falta de polémica) a los lectores de comics para poder seguir editando material pues, como ya se sabe, pasamos por malos tiempos también para la industria del tebeo.
No seré yo quien desde aquí valore tal acción ya que, sinceramente, tengo opiniones enfrentadas que no me permiten posicionarme en uno u otro lado con absoluta claridad.
Lo que si se puede decir es que dentro de su catálogo hay verdaderas joyas para cualquier comicteca que se precie e igualmente podemos asegurar que si en algo destaca la editorial es en lo arriesgado de este.
Aunque, llevando la contraria al refrán aquel, no siempre el que arriesga gana.



El comic del que hoy tratamos, a pesar de que el autor ya es conocido por estos lares gracias a su dibujo en el título Los Cinco Narradores de Bagdag, no deja de ser una apuesta arriesgada.
Y lo es por la historia que nos cuenta, o mejor dicho, por como nos la cuenta. Duchazeau nos cuenta la historia de una forma lenta, tranquila, dejando que sea el lector, en muchos casos, el que se deje llevar por el sonido de las viñetas y, en varias ocasiones, llenando páginas enteras de viñetas sin texto, validas para conocer el lugar y las costumbres de donde se desarrolla la acción.
Y lo es por su dibujo, las fantasmales caras de sus personajes se mezclan con el paisaje, en ocasiones más elaborado en otras menos, donde la tinta ensucia el dibujo como el polvo ensucia el camino que sigue el protagonista, como el humo mancha el ambiente de los bares donde Meteor tocará alguna canción y se llevará más de un zapatazo, como se va ensuciando su vida, y logra dar un aspecto de foto antigua, muy en consecuencia con la historia que se nos cuenta situada en la América de los años 30.



¿En alguna ocasión habéis pensado dejarlo todo para intentar hacer realidad vuestros sueños? ¿Comenzar de cero una nueva vida donde el único que gobierne tus pasos sea el intento de llegar a hacer realidad ese sueño? ¿cambiar quien eres por quien quieres ser? Es fácil de que así haya sido y fácil también que os lo hayáis pensado mejor y, al final, nada hayáis hecho. Al fin y al cabo, en momentos, hace falta ser muy egoísta para si quiera intentarlo.
Eddie Cochran, sin embargo, así lo hace. Se “escapa” de una vida que no quiere para ir en busca de la vida que anhela e intentar convertirse en una leyenda del blues, cuando este podía ofrecerte fama, dinero, reconocimiento, chicas y alcohol. Convertirse en Meteor Slim.



Se escapa de su mediocridad, dejando atrás a su mujer y al hijo que juntos estaban esperando, pero nadie ha dicho que este camino fuera fácil y Meteor, vivirá en sus propias carnes los engaños y las decepciones mientras trata de que su voz se haga un hueco en los bares y deje de estar a la sombra de la de Robert Johnson, bluesman de moda y, que acompañará a nuestro personaje en buena parte del camino.
Meteor Slim es una historia triste, como un blues, de alguien que intenta hacer realidad sus sueños y aprende y se acostumbra a vivir de los pequeños éxitos y el fracaso, a subir dos escalones `para más tarde bajar tres, a la cal y la arena.
El Blues, siempre asociado a la tristeza, acompaña al personaje en cada uno de sus pasos, en cada viñeta del comic, al principio de una forma autoimpuesta, para más tarde ir llenándolo del todo.



Ponent Mon vuelve a arriesgar en la edición de esta obra. Esta vez debido a la reducción de tamaño en comparación con el original. Una pena el fallo en el lomo del comic donde en lugar de “sueño” han escrito “seuño”
He disfrutado de su lectura, si. Y sin embargo, es este, un tebeo que es arriesgado recomendar…


Ideas y recursos que me apetece destacar de la obra:

Eddie Cochran se imagina como un Meteor Slim triunfante.


Aunque se trate de una historia ficticia, y Meteor Slim un personaje inventado, son varios los Bluesmen, leyendas reales, que aparecen por las páginas de la obra:

Big Bill Broonzy

Jhonny Shines

Bo Carver


O uno de los principales personajes secundarios, Robert Johnson. Gracias a la imaginación del autor podemos presenciar como se hizo una de las dos únicas fotos que existen de él.


O "escuchar" algunos de sus exitos. En este caso Kind Hearted Woman.


Las típicas estrellas, señal de dolor y la espiral encima de la cabeza, señal de aturdimiento.


Los abucheos del público.


Algo le quita el sueño a Eddie Cochran.


Meteor Slim llora al ver a su hijo.


Un saludo.

Otros comentarios a esta obra:

Xavier en Coses de L'utrescu.
Álvaro Pons en La Carcel de Papel.

8 comentarios:

Robur dijo...

Me gusta el dibujo y el tema asi que caera. La lista de Navidad parece un botillo a estas alturas :P

Mo Sweat dijo...

Angux, me ha sorprendido y encantado a la vez leer este post, ya que esta es una obra que tuve en las manos el otro día y que automáticamente me llamó la atención.

No me la compré (aun), pero por si tenía alguna duda creo que tras leer tu post caerá seguro.

Me gusta el dibujo, la magia que transmite y evidentemente me gusta el tema.

Saludos.

Yago dijo...

A mí me pasó lo mismo que a Mo Sweat, ya está en mi lista de estas navidades.

Un saludo

Angux dijo...

Robur, Mo Sweat, Yago:
Desde luego lo que mas llama la atención es el dibujo y la tinta que ensuciándolo da un resultado estupendo a la vez que muy logrado para la historia que cuenta...
La lectura te deja con un sabor de boca agridulce, se disfruta aunque hay algo.. no se qué...
Posiblemente sea que el autor no termina de describir perfectamente los sentimientos del protagonista, las alegrías y tristezas que le da el camino hacia sus sueños, y deja al lector, mediante su dibujo, la tarea de sumergirse más en estos.
Es por esto que decía que es una lectura de "arriesgada" recomendación, aunque reconozco que yo la he disfrutado.

Ya me contareis.

Un saludo a los tres.

Demetrio dijo...

siempre he dicho que hay gente de Jazz o hay gente de Blues...

Yo voy por el Blues..

Muy interesante, si lo llego a ver le daré una oportunidad...

me gustó muchi el trabajo gráfico-...

saludos.

Robur dijo...

Hay un manga de Robert Johnson que he visto en una par estanterias Me and the Devil blues, de Akira Hiramoto, que he visto en alguna tienda de comics pero que no termine por comprar.

EL tebeo de Demetrio tiene muy buena pinta!!

Angux dijo...

Demetrio, Robur:
En ese caso, Demetrio, si es que hay que quedarse con uno.. una de Blues para mi también.

Robur, no conozco ese manga la verdad, echaré un vistazo en la tienda para la próxima.
El comic de Demetrio tiene una pinta estupenda. Haber si se puede leer por aquí.

Un saludo a los dos.

Demetrio dijo...

Gracias, es mi inteción enviar par de copias a los amigos.