sábado, 4 de julio de 2009

La Visita: Demetrio Babul.

Hoy recibimos una nueva visita de tierras lejanas. Demetrio Babul llega desde el alejado Chile para hacernos su visita.



Demetrio es otro de los muchos amigos que conocimos gracias al primer blog de Emilio y más últimamente gracias al nuevo invento (al menos para mi) del Facebook.
Allí se puede ver que nuestro visitante es un amante de cualquier forma de expresión artística: Cine, música, pintura y por supuesto comics.
Trabajador infatigable Demetrio es ilustrador, dibujante de storyboards para agencias y productoras de cine, dibujante de cómic, y últimamente está inmerso en dos proyectos:

Redstar, cortometraje a punto de finalizar que podemos seguir por aquí.
Y una novela gráfica con muy buena pinta, adaptación de la novela Las playas del Otro Mundo de Antonio Gil, que podemos seguir por este otro sitio.

Con Demetrio hablamos de Kull.


Un Rey Llega Cabalgando.

No recuerdo bien cuando fue pero en algún momento de la primera mitad de los noventas se publicó una edición de muy mala calidad de La Espada Salvaje de Conan por una editorial Colombiana y de alguna forma se las arregló para llegar a chile.



No se sí esos cuadernos habrán seguido la forma de la edición americana original pero lo cierto es que de vez en cuando cada revista traía una historia corta de alguno de los personajes secundarios del universo de R.E. Howard , ya podía ser la pelirroja espadachina (con un gusto poco practico pero muy fashion para las armaduras) Red Sonja o el taciturno peregrino Solomon Kane (honestamente nunca me imaginé un héroe de acción con un gorrito de bruja ) pero solo una vez se hizo presente en esa edición una historia del Rey Kull…

No sabría explicar bien porque me llamó la atención, a simple vista el tipo no era más que un autoplagio de Conan ( más tarde descubriría que en realidad era todo lo contrario) pero en esa historia hubo un dialogo que me causó muy buena impresión para ser un cómic de bárbaros cabezas hueca.



La cosa era más o menos así: Kull ingresa a la ciudad a la cabeza de sus ejercitos mientras una muchedumbre cínica lo vitorea, de entre el publico un bardo (parte de una conspiración para derrocar a Kull) comienza a cantar una canción con su laud, como los versos no son precisamente un canto que enaltezca al rey bárbaro uno de los soldados de la guardia personal del soberano se dispone a partirlo en dos con su espada. El golpe es súbitamente detenido por la mismísima espada del aludido rey, entonces el baladista le pregunta incrédulo porque le perdona la vida.

“Por un par de buenas razones- responde Kull- la primera, que un poeta, uno de verdad es más grande que cualquier rey. Y segundo que por bonitas que sean las palabras solo los débiles pueden temerlas…”

Un gran dialogo en mi opinión, pocas veces he leído cosas así en un simple cómic de fantasía y espadas, una edición popular sin ningún otro interés más que entretener por un rato a algún jovencito.



Pero eso da el tono para las aventuras de Kull El Destructor, un tipo rodeado de intrigas , incapaz de confiar en nadie , tildado de tirano (no sin razón) por el pueblo pero obstinado en ser un buen gobernante…

Un personaje bastante más tridimensional de lo acostumbrado en ese tipo de historietas, al menos en el cienzo de la colección….



Algunos años más tarde llegó a mis manos la re edición de Forum de Kull, y es en parte de esa edición en sí de la cual quiero hablar, de los primeros 5 números que incluían esa historia y la primera etapa de John y Marie Severin al mando del cómic del rey bárbaro.

Primero que nada en la portada venía una ilustración de Enrrique Corominas que se desmarca instantáneamente de la clásica portada de guerreros en taparrabo por su sofisticación , fuerza y estilo pictórico. Cada numero era acompañado por una de estas obras de arte de Corominas y pensar que solo pude llegar hasta el numero 11 y me perdí diez o catorce tremendas ilustraciones de este artista no me hace gracia.



Ahora bien, en el primer numero se repetía la historia corta con la que comienzan las aventuras del rey Atlante, pero esta vez la edición era en color y venía con sus correspondientes créditos, así fue como supe (algo que no me debería extrañar) que los magníficos dibujos que ilustraban los diálogos de Roy Thomas eran nada menos que de Ross Andru y de Wally Wood, este ultimo seguramente el causante de que las imágenes tuvieran ese perfecto balance entre fuerza , dinamismo y más que nada, elegancia .

Por alguna extraña razón no se explica cual es el origen de esa primera aventura “A King Comes Riding”, releí los cuadernos pero no pude encontrar donde fue publicada originalmente ni en que formato, algo extraño ya que el gran Manuel Barrero que se encargó de acompañar esa colección con ingentes, extensos y informadisimos textos que además de realzar el valor de la edición hacían que uno se sintiera empujado a seguir la colección.

Me he topado con los textos de Barrero en diferentes cómics o publicaciones y en realidad es una persona que transmite un cariño impresionante por el cómic como una legitima forma artística de la cultura pop.



Okay pero vamos de una vez por todas al cómic en sí.

Tengo que admitir que fui cayendo de manera gradual bajo los encantos de este libro, en gran medida por las razones que ya mencioné antes : un personaje muy interesante pero más bien underground dentro de los universos barbaros, una edición profusamente aderezada con los textos de Barrero y con unas portadas que te dejaban imbécil por un buen rato observando el arte de Corominas) pero el verdadero plato fuerte venía adentro.



Estos libritos llegaron a mis manos por ahí como el año 99 o el 2000 (saldos que llegan de vez en cuando y se venden al precio de una golosina), una época en que la influencia de la mala racha de Image aun hacia estragos en los cómics por lo mismo supongo que me llamó tanto la atención esta colección con el arte prolijo de los Severin y los barrocos pero entusiastas textos de Thomas.

En primer lugar John y Marie Severin dejan todo en la cancha. En esos primeros ocho numeros (sin incluir la piméra historia ilustrada por Andru y Wood) los hermanos despliegan un abanico de proesas gráficas difícilmente observadas en los cómics de esa época, muchas de las viñetas no tiene nada que envidiarle al Príncipe Valiente de Foster, escenas de batalla o de la corte de palacio prolijamente ilustradas, feroces combates de gran dinamismo, una ambientación que probablemente nadie esperaría encontrar en un simple cuadernillo.



Teniendo en cuenta que John Severin se había curtido en la las tierras del oeste o en las embarradas trincheras de la guerra, se puede decir que sale totalmente triunfante en este universo de imaginación irreal, aunque quizás es por eso que esos primeros números tiene una agradable sensación de “realidad histórica” que los separaba de los otros cómics de fantasía de ese tiempo.

En fin, a pesar del despliegue de talento de los artistas todo está perfectamente resuelto en la narrativa (algo que no se puede decir de muchos cómics de hoy) y la lectura avanza sin problemas acompañada de los diálogos y textos de Roy Thomas que hacen sentir que uno realmente esta leyendo un relato, no como las historietas de hoy donde uno pasa volando por las páginas….



Después de los números de los Severin vinieron muchos grandes artistas y las aventuras de Kull dieron diversos y variados giros acompañados de otros grandes artistas (algunos increíbles entintadores de la escuela filipina por cierto) pero hablar de eso sería extenderse y diluirse.

Bueno eso sería todo , realmente no soy un experto y no quería dedicarle atención a alguna joya más noble de la narrativa visual ya que estoy seguro que hay gente más preparada que yo para poder hablar sobre Hugo Pratt o Moebius por ejemplo, así que decidí recordar estos cuadernos que hojeo regularmente, sin ninguna razón en especial, ni yo lo sé, me imagino que hay un cerro de cómics más nobles y encumbrados en el olimpo de la historieta pero estos once números (daría un riñón por completar los que faltan) los visito regularmente, me imagino que porque a fin de cuentas son un ejemplo de un muy buen cómic , hecho con audacia, esfuerzo y cariño por una época en la que era más importante sacar un buen cómic de un personaje apócrifo que diez cómics mediocres de un personaje popular.



Seria bonito un buen libro de tapa dura con el trabajo de los Severin en blanco y negro.

Saludos.

Demetrio.

Varias planchas y viñetas:



10 comentarios:

tristan dijo...

Gran comic, yo también lo releeo muy a menudo. Hay dos episodios de Conway y los Severin memorables: "El que acecha bajo el suelo" y "El Dios Escorpión".
No hay que olvidar tampoco los episodios de John Bolton en Kull, sobre todo una gran historia titulada ¡La sangre de los reyes! con una inmensa portada original de Bolton en el comic book americano (es el nº 14 de la edición Forum). Estupendo post.

Angux dijo...

Estupenda visita. Muchas gracias Demetrio.

Siempre me atrajo el mundo de R.E. Howard y gracias a ti, también han tenido cabida en este blog.
No en vano es Howard, y siempre con permiso de J. R. R. Tolkien, uno de los creadores del mejor y más completo universo fantástico.

Muchas gracias por tu visita y suerte con tus proyectos que espero poder ver por estas tierras.

Demetrio dijo...

Gracias a ti por tu invitación a participar en este estupendo Blog, Angux.

Espero que la gente que no conozca este cómic le de una oportunidad si lo encuentran por ahí.

Saludos.

Caracrater dijo...

Yo los recuerdo haber leido hace la tira de años y tambien me gustaria conseguir algo otra vez. Me compre no hace mucho una especie de integral de el puritano Solomon kane y cuatro numeros de Cormac Mac Art, sobre el hijo de un asesinado rey en la Irlanda del s.V, tambien de Howard.
Saludos.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Angux y Demetrio.

Pues a mí también me habéis picado a tratar de conseguir estos cómics.

Lo único que tengo de Kull es aquel maravilloso nº de Aventuras Bizarras dibujado por John Bolton; pero creo que también contó con una colección dibujada (al menos algunos números) por el gran John Buscema.

Demetrio dijo...

Por Buecema?

eso sería genial verlo!

Yo solo pude llegar hasta el numero 11 donde la ultima historia la dibuja Ernie Chan y la entinta majestuosamente Rudi Nebres.

Lamentablemente el guión de Don Glouth (que no le he visto ni en pelea de perros) si bien cumple se desperfila totalmente del planteamiento inicicial del personaje haciendolo un barbaro más.

Mo Sweat dijo...

Pues mira, lo he sacado del checklist del gran john Buscema. Todos estos cómics son dibujados por Big John y aquí solo indica el guionista y el entintador:

kull(vol 2, 12/1982)

Art:
1p (Dec 1982) "The Power and the Kingdom" (48 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Dany Bulanadi.

-----------------------------

kull(vol 3, 05/1983)

Art:
1p (May 1983) "Eye of the Tigress" (48 pgs) Written by Bruce Jones & April Campbell, Inked by Bob Wiacek and Dan Green.

2p (Jul 1983) "The Amulet of Ka" (37 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Dan Green and Joe Chiodo, "" (11 pgs) Inked by Bill Sienkiewicz.

3p (Dec 1983) "Dead Men of the Deep" (48 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Klaus Janson.

5p (Aug 1984) "A Vision of Lost Love" (22 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Klaus Janson.

6p (Oct 1984) "Goblin Moon" (22 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Klaus Janson.

7p (Dec 1984) "Masquerade" (22 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Marie Severin.

9p (Apr 1985) "The Sword Of Gonra!" (22 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Mel Candido.

10p (Jun 1985) "While Valusia Sleeps" (22 pgs) Written by Alan Zelenetz, Inked by Marie Severin.

Lo que no se es si han llegado a ser publicados en España alguna vez...

Demetrio dijo...

Ufff Bucema entintado por Klaus Janson...

eso suena raro....

bueno, el día que se aburran de hacer re ediciones de Dragon Ball o Batman puede que se les ocurra re editar algo así :)

Mo Sweat dijo...

Ojalá, Dios te oiga...

Mo Sweat dijo...

Bueno, yo he visto alguna cosilla de Buscema y Janson, concretamente la adaptación de En busca del arca perdida de principios de los 80 (por Marvel) y creo que alguna cosilla suelta que ahora no recuerdo.

Desde luego no es su entintador ideal, pero he visto peores entintados de Big John.