miércoles, 18 de junio de 2008

Lecturas: Comanche (Integral # 1 al 5)

Edición original: Comanche Nº 1 FRA
Fecha de edición: mayo de 2008
Guión: Greg
Dibujo: Hermann
Tinta: Hermann
Color: Hermann
Formato: Libro cartoné, 264 págs.
Editorial: Planeta DeAgostini



Me es difícil ser objetivo con este comic, recuerdo cuando era un chaval y devoraba las aventuras de Red Dust y los otros integrantes del rancho Triple 6 en los comics de bruguera, que mi padre, antes gran aficionado a los comics y desde siempre al genero western, tenía en la guardilla, guardados en cajas de cartón. Por lo tanto, no voy a tratar de ser neutral, lo considero una colección que hay que tener si te gusta el genero western en el noveno arte.


Y lo digo sin remilgos, estamos de suerte con la edición de Planeta. Una edición estupenda (a pesar de las páginas perdidas y encontradas en el blog del ausente http://absencito.blogspot.com/2008/06/las-pginas-perdidas-de-comanche.html) estupendamente cuidada y con fantásticos extras, no tanto por la cantidad como por la calidad, como una historieta corta de apenas ocho páginas, titulada Palomino y donde se nos muestra como el viejo Ten Gallons captura al caballo que más adelante serviría de montura y compañía a Red Dust, o el fantástico e interesante articulo que da comienzo a la colección, donde se cuenta con ayuda de las palabras de Hermann y de Greg, como se gestó el comic y los personajes que en el aparecen y que a la vez sirve de pequeña biografía de sus dos estupendos autores. (por cierto, este articulo sugiero leerlo al final del comic, que es a mi gusto donde quedaría mejor).


La edición de Planeta, engloba los cinco primeros títulos de la colección y se nota, siguiendo sus páginas la madurez que van alcanzando Hermann en el dibujo y Greg en el guión, haciendo el comic más adulto, más desarrollado a medida que van pasando sus páginas.
Al principio, los primeros números, el comic es demasiado inocente, buscando contar historias rápidas de aventuras donde se vea lo bueno que es el principal protagonista y en búsqueda de un Happy end, a partir del tercer número, y encontrando en el cuarto el camino por donde se debe seguir , esto cambia, volviéndose algo más complejo y estudiado.


Así pues, en el primer número, titulado Red Dust, y que sirve como presentación de los personajes, nos cuentan como llega Red Dust al 666, y como ayuda a Comanche y al viejo Ten Gallons a sacar el rancho adelante, muy a pesar de los pistoleros, contratados por un misterioso personaje (misterio que se desvelará en este episodio), que les extorsionan para que Comanche venda sus tierras a precio de saldo.



En el segundo, La revuelta del hambre, Red Dust tendrá que ir en búsqueda del comisionado de asuntos indios para salvar la vida de Comanche, raptada por los Cheyennes que, sintiéndose engañados en su árida reserva, estudian desenterrar el hacha de guerra. Contra los blancos.



En el tercero, Los lobos de Wyoming, los chicos del Triple 6 intentarán limpiar la zona de los malvados y asesinos hermanos Dobbs , y defender así las ganancias del 666, que los Doobs quieren robar.



En el cuarto, y posiblemente el mejor del integral, El cielo rojo sobre Laramie, Red Dust seguirá la pista de Russ, último y más sangriento de los hermanos Doobs, para vengar las numerosas muertes que este asesino carga en sus espaldas.



Y por último, en el quinto, El desierto sin luz, Red Dust una vez salido de prisión vuelve al Triple 6. Allí, junto con los demás integrantes del 666, tendrá que defender (si su conciencia y el miedo a regresar a la cárcel se lo permite), Greenstone, el pueblo cercano al rancho, de las manos de unos forajidos que intentarán robar su banco.

Poco más que se me ocurra ahora añadir, salvo repetir lo recomendable de esta lectura y la gran edición de Planeta.


A la espera del siguiente integral. Un saludo.





2 comentarios:

PAblo dijo...

Excelente lectura y estupenda y cuidada edición de Planeta a un precio más que competitivo a pesar del único pero de la historia desaparecida y encontrada por el sr. ausente.

Impacientes Saludos.

Olrik dijo...

Seré breve, son absolutamente G E N I A L E S