sábado, 12 de septiembre de 2009

La Secuencia: La Incertidumbre y el Sueño.



En una de esas mil doscientas noches que el insomnio me vence, de esas noches de darse de palos contra el techo de la habitación, de interminables discusiones con las sábanas, de finalmente abandonar el barco de los sueños y rendirme ante el reino del futuro incierto que es quien, inundando mi cabeza de pensamientos, no me deja hoy pegar ojo, me dedico a escribir estas cuatro líneas. Y es que es complicado saber que vas irremediablemente a la deriva sin saber exactamente donde encallarás y, lo peor, que será de tu tripulación.
…….

Después de escribir estas cuatro letras, y tras un tiempo de obligada meditación, vuelvo a la lucha y esta vez para salir victorioso. Contrato a Morfeo como timonel y dejo por unas horas que me pasee por su mundo mientras me relajo en cubierta…

A William, protagonista de Donde No Alcanza la Mirada, comic de Abolin y Olivier Pont, el futuro y la incertidumbre le roban el sueño.

Un saludo.

3 comentarios:

Jolan dijo...

Yo no suelo tener insomnio, pero cuando ocurre es algo insufrible. De todas formas, siempre he envidiado terriblemente a esa gente que con dormir cuatro o cinco horitas diarias está tan fresco. ¡Lo que haría yo con ese tiempo extra! :D

Angux dijo...

También yo los envidio Jolan.
Normalmente duermo unas cinco horas, pero durnate el día hay momentos que no puedo con mi alma... Por la noche vuelvo a quedarme hasta las tantas...

Nacho dijo...

Justo hoy yo estoy fresco como una rosa. Peo claro, tras jornada vendimiera en sábado y palizón automovilístico de regreso al hogar el domingo, con toda la tarde jugando con el enano, ayer noche a las diez y pico un servidor estaba ya en proceso de conciliar... hasta las 7 de ésta mañana.

Hacia años que no pegaba semejante acumulación de sueño.

Amigo Angux, cuando te pueda el insomnio me avisas, que en los campos de mi suegra siempre hay algo que hacer... ;P

Saludos!

PD: Si, demasiado poético para Jan