jueves, 25 de junio de 2009

Tomás Marco Nadal: El Zoólogo.

Dentro de estas entradas dedicadas a los animales no podría dejar de hablar de una de las series que más disfruté de pequeño. Una serie a la que siempre acudía, una y otra vez (y acudo aún hoy) a pesar de tener que competir, en las cajas de cartón donde mi padre guarda sus comics, con otras obras mucho más reconocidas hoy en día.
Los animales que inundaban sus páginas, increíblemente bien dibujados y de los que Felix Rodríguez de la Fuente no pudo al verlos resistirse a exclamar: "¡¡Qué bárbaro, le ha puesto todos los pelos y músculos... y todos en su sitio!!", hacían que un pequeño amante de los animales y los dibujos a partes iguales, devorara sin remedio las páginas que nos regalaba uno de los más injustamente olvidados de nuestros autores.

Me gustaban sus aventuras con un guión que ahora, con el tiempo, nos puede parecer muy manido pero que en aquel momento resultaban de lo más entretenidas y que devoraba con ansias, una y otra vez. Y un dibujo espectacular sobre el África salvaje, las tribus indígenas y sus divinidades y sus animales, a los que el autor no se cansaba de dibujarlos en peleas entre especies distintas.

Un Tarzan civilizado, un atlético estudiante parisino que decide seguir los pasos de su adinerado tío hacia el lado aventurero y que tras ver como asesinan a éste, se ve obligado a huir hacia el África profunda y convertirse en el protector de una región selvática y de una tribu que le “adopta” con el nombre de Kalar, (él se presenta como Jean Calard y la tribu le entiende Kalar)
cuyo significado en su idioma es Dios.

El fuerte de esta obra, y aunque como he dicho el guión acompañaba bastante bien ofreciéndonos unas historias entretenidas e interesantes, eran desde luego los tramados dibujos de los que Tomás Marco Nadal hacía gala en cada una de sus pequeñas páginas. (en España fue editado en el formato Novela Gráfica).

No me resisto a dejaros algunas páginas de esta fantástica obra.

























No dejéis de pasaros por este enlace si queréis conocer más de este autor.
Un saludo.

11 comentarios:

JD dijo...

Maravilloso Tomás Marco. Comparto tu admiración por este formidable dibujante, al que todavía no se le ha hecho justicia, como sucede con tantos otros de la época brugueriana.
Además de ser el mejor dibujante de animales que hemos tenido por nuestros lares, fue un digno continuador de Ambrós en la serie principal del Capitán Trueno, si bien tuvo que soportar la imposición de pegar los rostros ambrosianos de los personajes principales.

J.A.Rubio dijo...

Yo recuerdo el impacto visual que me producían sus animales, increiblemente dibujados con tantos detalles.
en algún momento intenté reprducir alguno pero era imposible para mis cortas habilidades.

PAblo dijo...

¡Qué gran entrada! Un dibujo precioso y es cierto que a Tomás Marco no se le ha hecho justicia todavía.

Impacientes Saludos

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Fantástico post!
No conocía a este dibujante (perdón por mi ignorancia) pero me has ayudado a descubrirlo e investigaré más sobre él porque su trazo es magnífico y detallado.
Gracias
Nos leemos

Angux dijo...

Gracias amigos por vuestros comentarios.
La calidad de las ediciones de Kalar fueron malísimas.
¿sería mucho pedir una edición mejorada? Imagino que si. Como hemos dicho, Tomás Marco, no ha sido nunca valorado como se merece.
Quizás fuese este un buen momento.
Un saludo.

Fran J. Ortiz dijo...

Me sumo a lo dicho por Crowley... No lo conocía -o sí y no me acuerdo, que también puede pasar-... y me he quedado boquiabierto. Wow.

Angux dijo...

Fran J. Ortiz, bienvenido y gracias por tu comentario.

Tu comentario es estupendo, pues hace esta entrada mejor de lo que en realidad es. El hecho de dar a conocer este autor a alguien es fantástico y justifica la entrada.

Un saludo.

Giuseppe dijo...

Ondia, yo debo tener en el almacén, diggooo en casa de mi madre, algún ejemplar de Kalar, en unos comics de tamaño poco mas grande de las novelitas del Oeste de Marcial La Fuente Estefania.
No recordaba que el dibujante fuese español. Los guiones eran muy flojitos (es que hoy estoy generoso)

Angux dijo...

Giuseppe, de aquella me parecían estupendos y hoy.. Hoy pueden otros sentimeintos que posiblemente me ciegan. Me siguen pareciendo muy buenos XD

Nacho dijo...

A mí también me has pillado desprevenido. Magníficos ejemplos los que has colgado.

De una manera extraña me ha recordado al Gon de Tanaka, que al margen del dinosaurio protagonista, también es un buen ejemplo de naturaleza salvaje.

Saludos!

Celia torra dijo...

Sembla que encara el vegi fent les vinyetes de kalar, i el capitan trueno,lo que parlaba am la montse, la " mama " que vaig tenir la sort de compartir amb vosaltres, un papa i una mama excelents, i el que tenia de fer, perque fins hi tot la "firma " li tenien negada, i amb alguna de les vinyetes explicaba que amb molta cura l'introduia molt disimuladament entre els seus dibuxets.
Jo n'he conseguit algun firmat,pero mai millor dit, NO S'HA FET JUSTCIA HO VA DONAR TOT I ESTIMABA MOLT LA SEVA FEINA