lunes, 23 de noviembre de 2009

La Visita: Munuera.

Hoy recibimos una visita en La Caraviñeta.
¿Qué? ¿Que no conocéis a nuestro visitante?
Vale, ¿Os dice algo Navis, Spirou, El Juego de la Luna…? Pues eso, hoy nos visita J.L. Munuera.



¿Que aún no sabéis de quien hablo? No me lo puedo creer, seguro que estáis de coña.
Pasaros por Entrecomics, que le hicieron una estupenda entrevista (no falta de polémica, que Munuera es de los que dicen lo que piensa) hace algún tiempo, o por su espectacular galería del imprescindible foro Art Box, o por la página dedicada a su último trabajo editado por aquí (que por cierto está nominado a los premios del Expocomic en las categorías de: Mejor obra, Mejor dibujante y Mejor guión y que podéis votar aquí).
Munuera es un tipo agradable, con el que se puede hablar de comics (y de más cosas, no os creáis) y aprender de lo mucho que sabe sobre su trabajo. Siempre dispuesto a dejar una chispa de humor en cada uno de sus comentarios.
Esta vez, mientras nos tomamos una cervecita, nos cuenta parte de sus inicios y como influyeron en él la Historia de los Comics de Toutain.
Una suerte de anécdota.


SEÑORES SENTADOS.
Yo no se si para los chicos de ahora será una cosa parecida con internet, pero para el crío que yo era, la entrada al Paraíso (o al mismo infierno: abandoné toda esperanza al entrar), fue la Historia de los Cómics de Toutain.



Se le pueden poner muchísimas pegas a aquel esfuerzo: que por descontado no era completa, que era parcial en sus juicios, que el estilo de Coma era más cansino aún que el mío (sería materia de estudio contabilizar los "a la sazón" incluidos en el texto), etc, pero tenía grandísimas virtudes, a saber, que agrupaba en una obra todo un universo que a mí hasta entonces me era desconocido, que era muy visual -como creo yo que corresponde al tema- y que despertaba sed de más tebeos.

Pero había una cosa que a mí me fascinaba especialmente: las fotos de señores sentados.
Tuvieron el acierto inmenso de incluir en "destacados" fragmentos de entrevistas, memorias y escritos de algunos autores de tebeos, ilustrados con una foto del menda en cuestión.
Más allá de las anécdotas relatadas ,algunas jugosísimas, las fotos fueron para mí una revelación: había personas que hacían tebeos, normales y corrientes, tranquilamente sentados frente a su mesa de trabajo. Era un oficio.
Ahí estaba George Mcmanus, gordo como una peonza, pipa en la boca, banderita americana en la pared, chaleco y reloj de bolsillo, charlando desde su mesa con su ayudante, muy relajados ambos. Estos dos no trabajaban, ¡se divertían!
Dick Moores, el autor que dedicó literalmente su vida a "Gasoline Alley", viejo como mi abuelo, dibujando una enorme tira con sus personajes. Las gafas apoyadas sobre la mesa, junto a un trapo para limpiar pinceles y un rollo de papel que prometía cientos de tiras en el futuro. Caótico montón de papelotes junto a la mesa ¿era ese el sitio de trabajo de un octogenario?¡ Coño, si estaba tan desordenado como mi habitación!



Alex Raymond haciendo el ganso tras su tablero; su ayudante posando muy en su papel escuchando música, las paredes llenas de recortes...



¡Y Carl Barks! Sobre la mesa, un Porky Pig a lápiz, y él, que parecía el abuelo por excelencia, tan contento, mirando a cámara. ¡Se puede dibujar tebeos toda la puta vida! ¿No es genial?
Aquellas fotos generaban una energía magnífica y destilaban una información que para mí fue muy importante: hacer tebeos parecía una ocupación bien simpática, que podía uno hacer desde su propio, desordenado, cuarto, en solitario o con amigos, prolongando la adolescencia hasta la vejez. Un trabajo tan serio, o tan poco serio, como cualquier otro.
Un trabajo que yo quería hacer, con la esperanza de convertirme en uno de esos viejecitos tranquilos frente a sus mesas de dibujo.
Con la esperanza de convertirme en un Señor Sentado.


Varias páginas:


Munuera. Todo un Señor Sentado (en este caso junto a Bonet, firmando un ejemplar de El Juego de la Luna)


Gracias a Emilio por las imágenes de las páginas de Historia de los Comics de Toutain que adornan esta entrada.

11 comentarios:

Emilio Aurelio dijo...

Yo también quisiera ser un "señor sentado", pero como Munuera, no como calquier otro. Saber dibujar como el no está a mi altura, ni a la de muchos. Lo que no sabemos son las horas que hay que echarle a este oficio para llegar a ser un señor sentado. Según los últimos cálculos, muchas, mas de la cuenta.

jose luis harmonies dijo...

Un privilegio leer estas palabras de mi tocayo y colega Jose Luis, al que admiro muchísimo, a la vez que me despierta toda la envidia del mundo por haber continuado la serie Spirou y Fantasio, una de las que más me marcaron en mi infancia, como lector y como dibujante. Por cierto, que recuerdo perfectamente esas fotos de los fascículos de Toutain. Me ha encantado como has resumido,José Luis, con la imagen del señor sentado, a la vez la idea de que se podía uno dedicar a dibujar comics y la ilusión que te producía esa idea. Emocionante, de veras.Un saludo.

Toni dijo...

Viva los señores sentados que tantas alegrías nos han dado y nos daran!!
El señor JL Munuera ya lo esta haciendo, con esta visita y sobre todo con su magnífico trabajo.

Jose Luis dijo...

jo! La foto mía en tanto que Señor Sentado se diría del mismísimo Martin Feldman!!!
;-)
Gracias por publicar mis chorradas, folks!
JLmunuera

Jesús Duce dijo...

Visita de lujo, sí señor.
Munuera es un dibujante magnífico que merece sin dudar el apelativo de Señor Sentado, ya para siempre.
Su última obra es una auténtica joya. Creo que se hablará de ella algún tiempo.

Abrazos.

Angux dijo...

Gracias a ti, Munuera por la visita, y hacernos partícipes de esta anecdota.

Por lo demás, yo no tuve la suerte de conocer esta revista. Si había, en casa de mis padres alguna de ellas por ahí, pero he de reconocer que no les prestaba el interés que, desde luego, se merecían. Poco a poco intento ponerme al día.

En la foto, lo que se nota es que también tú lo pasas bien trabajando. Un Señor Sentado en toda regla.

Un abrazo.

Giuseppe dijo...

A mi me ha enamorado El juego de la Luna, ¡que dibujo¡, pero también ¡que guión¡. Ahora a por el Spirou.

Emilio Aurelio, después de que Deep Blue ganara a Kasparov, le sometieron a una nueva prueba: la de calcular ese nº de horas de dibujar para llegar a ser un Señor Sentao que tu comentas, pero el pobrecito Deepi no pudo resistirlo y se le socarraron los circuitos.

X-C dijo...

Interesantísima la entrevista y estoy de acuerdo (o sea que no me gusta) con lo de la frialdad de Hergé debido a Jacobs, pero lo de que Harold Foster es sólo un ilustrador del s. XIX... es un poco fuerte para mi, debe ser que mi gusto es del s. XIX

Blueberry dijo...

A mí siempre los señores sentados se me han figurado que siempre estaban hablando y pasandoselo bien. En las fotos no se aburren. Creo que una vez que tienen claro lo que hay que hacer, el trabajo tiene que ser muy monótono, con unos chistes/chascarrillos, tiene que ser mas divertido.

PAblo dijo...

A mí las ilustraciones que me encantan de estos señores sentados son aquellas en las que se dibujan a sí mismos rodeados de sus creaciones dejando claro que no son tan poco saludables los hábitos de vida sedentarios. Sobre todo, si estás ejercitando la imaginación....

Gran entrada y gran dibujante este Munuera. Ya no sólo por lo que lleva publicado sino por lo que publicará. Seguro.

Impacientes Saludos

Nickrar_Dopi dijo...

Jeje menuda visita... cuando ya he leído "Spirou" y "Navis" (el Juego de la Luna no lo conozco... todavía).
Una entrevista muy interesante, y los enlaces que has dejado también.

Saludos ;)