miércoles, 21 de octubre de 2009

Lecturas: El Juego de la Luna.

Edición original: Le Signe de la Lune.
Fecha de edición: septiembre de 2009
Guión: Bonet.
Dibujo: Munuera.
Formato: Libro cartoné, 135 págs., Blanco y negro.
Editorial: Astiberri.



Era se una vez….
Hace muchos, muchos años. Un joven y brillante dibujante quedó maravillado por una pequeña historieta de tan solo 24 páginas de otro imaginador de historias.
Y le gustó tanto, y le dejó una marca tan grande en su memoria, que varios años más tarde quiso hacer suya tal historia y decorarla así con su sensacional grafismo.
Con ayuda de aquel imaginador de historias, que hizo crecer aún más su idea, evolucionó y maduró a sus personajes y redondeó la obra, creó este maravilloso cuento que tenemos hoy en nuestras manos. Así nació El Juego de la Luna.



Lejos de aquella primera historieta de 24 páginas, que no he tenido el gusto de leer, en esta especie de nueva versión extendida podemos encontrar un bonito cuento que se basa en el misticismo de la luna y en los miedos que los adultos, desde tiempos inmemoriables, creamos a los niños para evitar que se acerquen a los peligros. La virtud del terror como ángel de la guarda.



Artemisa vive en el pequeño pueblo de Aldea. Su admiración por la luna y el cuidado de su hermano pequeño llenan sus días. Lambrijo la ama ya desde su corta edad y la protege de los abusos de Rufo, un niño de carácter agresivo y autoritario obsesionado por la muchacha.
Una noche de luna llena, Narizón, criado de la curandera del pueblo, ideará un juego al que están invitados todos los muchachos del pueblo con el fin de que hagan parte del trabajo que le tiene encomendado la curandera. Esconde un precioso amuleto que representa a la luna en el bosque e irá dando pistas a quien más babosas le vaya entregando.
Esa noche, una tragedia acaba de un plumazo con la admiración que Artemisa sentía por la luna y con sus ganas de vivir.
Años más tarde, Lambrijo, arto de esperar a que salga de su autoenclaustramiento decide irla a buscar y ella decide salir en su ayuda.



Los autores Bonet y Munuera nos presentan un conjunto de ideas influenciadas por los grandes cuentistas de la historia como Andersen, Grimm, Perrault..., por la mitología rural, en la que caben el lobo, como representación del mal y de los peligros del bosque o el monstruo que habita en el fondo del pozo y evita que los niños se acerquen a él y por el misticismo y la admiración que desde siempre hemos sentido los humanos por la luna. Igualmente, los personajes nos pueden recordar a otros, conocidos por las películas de animación y podemos encontrar en sus páginas a Rufo, el malo del cuento, amo y señor de Aldea y de sus habitantes a los que gobierna desde el (o gracias al) miedo que por él sienten sus súbditos. Artemisa y Lambrijo y su eterno y perenne amor desde la infancia, al misterioso Maravillas, brujo caminante que ofrece sus servicios allá donde le lleve el viento y que tendrá finalmente un papel muy importante para el desarrollo de la historia o Narizón, el servil y deforme, que acompaña en sus atropellos al malvado de turno, que se pone siempre del lado del poderoso, quizás por miedo, quizás por robar un respeto que de otra manera no podría conseguir. Personaje este que, por desgracia, no es difícil de encontrar en la vida real y que los autores nos muestran de una forma extremadamente caricaturesca, lo que sin duda ha sido bastante meditado.



Bonet recrea en esta ocasión una bonita historia, perfectamente dividida en dos partes, en la que todo queda fantásticamente coordinado, en la que no deja que se le escape nada de las manos y todo queda bastante bien atado. Un ejemplo de este gratificante cierre que el guionista da a todo el conjunto de su trabajo lo podemos encontrar en el personaje de Maravillas. Se podría pasar por alto que el mago llegue en el preciso momento en el que llega, al fin y al cabo, un mago que se deja guiar por el viento no necesita que se justifiquen sus pasos y sin embargo Bonet lo hace. Y lo hace perfectamente.
Mención especial merece el trabajo de uno de nuestros dibujantes más avezados. Munuera firma, quizás, su obra más personal de una forma sobresaliente, dejándonos bellas viñetas en las que la luna se muestra como principal protagonista, llenando de luminosidad y color un álbum acabado en blanco y negro (con aguadas grises) y logrando una excelente y agónica ambientación (para la que se ha inspirado, y según palabras del propio autor recogidas de el blog de la obra, de las películas de Boris Karloff)



Astberri se desmarca del formato libro, con el que yo personalmente creía iban a publicar este tebeo, para ofrecernos la obra en una fantástica edición en cartoné

Ideas y recursos que me apetece destacar de la obra:


El reflejo de la luna.
Dos viñetas que muestran el reflejo de la luna en el cristal y el reflejo en un pozo.


Munuera logra una estupenda ambientación y consigue dotar a sus viñetas de una increíble luminosidad a pesar de la escala de grises con la que “colorea” la obra. Dos ejemplos.



En ocasiones, Munuera, parte viñeta en tres partes para mantener la simetría de la página y lograr el tempo ideal de lectura. Un ejemplo.


El Viento y la hoja nos ayudan a trasladarnos de una parte del comic a otra. (este recurso ya se podía encontrar en el comic original de Bonet)


La segura mirada de Maravillas convence a las gentes de Aldea.


La sombra revela la verdadera personalidad de Rufo.


La capa roja. Único color que aparece en el comic y que ayuda a crear la atmósfera de misterio.



Un saludo y, que seáis felices y comáis perdices.

Otros comentarios a esta obra:

Sergio en Lecturas Recomicdadas.
Francix en Bocadillos de Pensamiento.
PAblo en El Lector Impaciente.
Emilio en Tangencias.
Pardi en El Devorador de Comics.

18 comentarios:

JA dijo...

La verdad es que se agradece que los autores se hayan animado a deleitarnos con este magnífico cuento en el que, por un instante, nos transportamos a nuestra infancia y a la realidad de los miedos inculcados por nuestros mayores. No pude acostarme hasta leermelo de un tirón.

PAblo dijo...

Me has adelantado por un cuerpo, Angux que tengo mi entrada preparada para mañana o pasado. ;-D

De momento, sólo adelanto que me ha parecido de lo mejorcito de un Munuera en plenitud.

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

¿"Boris Karlov"...?

Emilio Aurelio dijo...

Magnífico, pero tiene un problema para alcanzar la cúspide, dibuja bien, muy bien, y eso parece ser un problema hoy día. Parece que solo narra bien quien no es capaz de dibujar así. Y no debiera ser así.

Lo digo como lo siento, sin pretender crear polémicas innecesarias, pero las viñetas que has seleccionado son increibles, eso también hay que valorarlo.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues sí que se nota lo de Karloff, en el cine de su época más bien, sobre todo en la forma de las luces y las sombras, ¿no?.
Una obra que tiene muy buena pinta.
Saludos

Enrique Bonet dijo...

Muchas gracias por la reseña, Angux, y gracias a todos por vuestros comentarios. Ha sido un gustazo escribir esta historia...y un gustazo todavía mayor saber que os ha gustado...

Angux dijo...

JA, PAblo, Anónimo:

JA. me pasó lo mismo. Empezarlo y acabarlo fue casi una misma cosa.

PAblo: no está mal que por una vez sea yo el primero. Por fin voy a poder opinar en una de tus fantásticas reseñas después de leerla!! Munuera está inconmensurable. Se nota que se ha divertido e involucrado hasta decir basta.

Anónimo. Corregido, muchas gracias. ¿no pasáis ni una, eh? ;)

Un saludo a los tres.

Angux dijo...

Emilio, Crowley, Bonet:

Emilio: Muchas viñetas son las que se podrían haber puesto igualmente sobresalientes. Hay una viñeta a doble página con la luna nuevamente como protagonista (esta vez acompañada de un pozo) en la que puedes babear durante horas...

En este caso en concreto Munuera aparte de dibujar bien, narra estupendamente y por supuesto que hay que valorarlo. Un buen tebeo Emilio y aunque no sea "en extinción" te lo recomiendo ;)

Crowley: Si, sobretodo por las luces y las sombras y esa apariencia que logra, gracias a la aguada, de una especie de bruma constante durante toda la historia.

Bonet: Bienvenido a La Caraviñeta. Gracias por pasarte y comentar.
Y por supuesto el gustazo es mío. Muchas gracias a ti por esta lectura.

Un saludo a los tres.

JA dijo...

Vaya, que lujo que el mismísimo Enrique Bonet se pase por aqui. Los milagros de internet. No sólo puedes hablar con otros aficionados, puedes incluso saludar a los autores. Os deseo mucho éxito con este pedazo de tebeo.

Nacho dijo...

Dos o tres cosillas...

Primero: invierte los enlaces en la entrada. Aunque llevan a la web correcta ponen los nombres cambiados.

Segundo: cienes de miles de millones de disculpas por haberte tenido huerfanito de comentarios últimamente. Ya se sabe, las típicas excusas de no haber leído parte de las cosas que aparecían, falta de tiempo, etc...

Tercero: PEAZO ALBUM EL QUE COMENTAS!!! En efecto es de ésos que una vez empezado no puedes soltarlo hasta el final. Y si hubiese que ponerle una pega (por poner alguna) es quizá el tamaño. Un poquito más chiquitín creo que no habría perjudicado mucho a los dibujos y sí que lo agradecería mi estantería. Pero es un defecto de forma, que no de fondo.

Saludos!

Toni C. dijo...

gran reseña, Angux de un gran tebeo. Yo ya estoy esperando lo proximo de estos autores...porque habrá más? esto no puede ser flor de un día solo....

Angux dijo...

Nacho, Toni C:

Nacho:
Primero: Gracias, arreglado ;)
segundo: Nada, ya se sabe lo falto de tiempo que estamos todos. Sabes que siempre eres bienvenido.
tercero: Si, eso mismo pensé yo al comprarlo y sin embargo una vez que empizas a disfrutar del dibujo de Munuera te das cuenta que es un tamaño perfecto. Ya se sabe, burro grande, ande o no ande... y este anda, hasta corre.

Toni C:
Según dejan caer en el blog dedicado a la obra ( y siempre que el traductor Google haya hecho bien su trabajo) parece ser que habrá más.
Aparte de otros proyectos por separado. Hechar un vistazo a este de Munuera:

http://www.artboxforum.com/artbox4/viewtopic.php?p=414743#p414743

Un saludo a los dos.

Enrique Bonet dijo...

Hola de nuevo. ¿Haremos más tebeos juntos Munuera y yo? Ojalá...dependera en gran medida de lo que pase con nuestro Juego lunar, y del "calendario" de trabajo y los compromisos editoriales del gran Munuera, que no para de trabajar. Nuestra intención es seguir desarrollando el mundo de Aldea a través de otras historias que involucren a algunos de los personajes que aparecen en este libro. A los dos nos ecantaría seguir con ello, ya veremos qué pasa...

Tirso Cons dijo...

Grandes entradas estas ultimas, amigo
Un abrazo
t.

Angux dijo...

Bonet, Tirso:

Bonet, eso sería una estupenda noticia. Según lo leí en el blog dedicado a El Juego de la Luna estuve pensando como podría ser una continuación de la historia ya que dejáis la obra bien rematada, dificil de continuar. Pensé que quizás una buena manera de continuar la historia sería en otro tiempo y en otro lugar, una historia diferente pero con los mismos protagonistas: La Luna y los miedos.
Claro, que como tú comentas hay muchas posibilidades de seguir con ciertos personajes, antes o después del suceso que relatáis en este álbum. No había barajado esta posibilidad.

Tirso: eso eres tú que las lees con buenos ojos, amigo.
A ver si nos vemos que nos tenemos algo abandonados últimamente.

Un saludo a los dos.

Jolan dijo...

Qué preciosidad de dibujo. Veo que al gran Munuera también le sienta bien el B/N, no podía ser menos...
Saludos.

YAXIN dijo...

Munuera es grande

Angux dijo...

Jolan, YAXIN:

Jolan, el blanco y negro se le da de miedo :)

YAXIN, tú tampoco andas manco. A ver si podemos disfrutar por aquí también del comic que te editará Soleil y que presentas en tu blog Yaxin the Faun.

Un saludo a los dos