jueves, 27 de agosto de 2009

Lecturas: Tamara Drewe.

Edición original: Tamara Drewe.
Fecha de edición: mayo de 2009.
Guión y Dibujo: Posy Simmonds.
Formato: Libro cartoné, 136 págs., color.
Editorial: Sins Entido.



Tenía que hacerme con este tebeo.
La etiqueta Essencial de Angouleme tiene mucha fuerza y es indicativa de que el comic que recibe tal mención es una obra que, cuanto menos, te va a hacer pasar un buen rato y que argumentalmente tiene que estar bien desarrollada. Si a esto le sumamos la recomendación enfática del carcelero tenemos un comic con el que no vamos a poder quejarnos de un dinero mal invertido.
Así pues, me dediqué a su lectura al principio de estas vacaciones ya terminadas (y prácticamente ya olvidadas) y de reconocer que ha sido una gran elección.



Primero hay que decir para no llevar a nadie a engaño que Tamara Drewe no es un comic al uso. Se podría decir que es un híbrido entre este y una lectura de un libro más convencional acompañado por ilustraciones, pero seguramente esta especificación tampoco sería acertada.

La autora, Posy Simmonds, entiende el arte de la historieta de una forma muy personal (al menos en este comic, que es la primera obra a la que me enfrento de la historietita británica). Utiliza cualquier medio que esté a su alcance para confeccionar una historia que va redondeándose a medida que nos vamos introduciendo en esta, para terminar siendo una obra perfectamente compacta, que no deja ningún cabo suelto y así mismo una lectura amena y sencilla a pesar de la dificultad con la que se nos ha planteado.

Y es que Simmonds utiliza cualquier medio de expresión para desarrollar su historia (y se podría decir que aparecen, de una forma u otra, todos ellos en la historieta). La escritura de los literatos que aparecen en el comic, los mensajes MMS en los móviles de las más jóvenes protagonistas, recortes de la prensa del corazón, cartas, la columna que escribe la propia Tamara Drewe en el periódico, mensajes por correo electrónico.. Todas ellas formando un original collage que da forma a un tebeo tan original como perfectamente coordinado.



Simmonds nos descubre los pensamientos de cada uno de los personajes de su obra y con ellos, según van entrelazándose unos con otros, va creando la historia.
Así pues, se podría decir que cada página esta protagonizada por uno de sus muchos personajes principales, nos introduce en su cabeza, nos hace partícipes completos de la historia y, gracias a estos pensamientos, nos da a conocer a los demás personajes y la personalidad de su propietario.

Retiro Stonefield es una finca a las afueras de una pequeña comunidad rural de Inglaterra, alejada del mundanal ruido de cualquier urbe británica y reconvertida por el matrimonio Hardiman en un agradable sitio de recogimiento, meditación y escritura para escritores.
Todo transcurre apaciblemente hasta la llegada de la hermosa y carismática Tamara Drewe, que será la encargada de revolucionar con su abierta personalidad, su estilada figura y su nariz recién operada el devenir de la pequeña comunidad.



En este escenario tan cerrado es donde Simmonds sitúa la acción y nos presenta a los trabajados personajes que protagonizan la obra en primera persona.
Conocemos a Glen Larson, escritor que espera que de Stonefield salga su primera novela de éxito y conseguir así ahogar su frustración y auto devaluación personal. Conocemos a Beth Hardiman, principal alma del retiro, trabajadora infatigable y una enamorada de su marido y sobretodo de su obra, de la que tiene gran parte de culpa. A su marido Nicholas Hardiman, egocéntrico y prepotente literato de éxito, adúltero y egoísta a partes iguales. Conocemos al jardinero Andy Cobb, al ex/músico de éxito Ben Sergeant, a las adolescentes Jodey y Casey y sus ganas de escapar del aburrimiento de un pueblo que poco las puede ofrecer y, por supuesto, conocemos a Tamara… y todo esto mientras observamos pasar las estaciones a modo de capítulos por el tranquilo Stonefield.

Una lectura muy recomendable que cuenta con una magnífica edición por parte de Sins Entido.

Algunas ideas y recursos que me apetece destacar de la obra:

Para presentarnos a los personajes y desarrollar la obra, Simmonds nos introduce en la cabeza de estos y a través de sus pensamientos logra confecionar buena parte de la historia.


Por ello, la autora también echa mano de los bocadillos de pensamiento (que están compuestos por secuencias de viñetas) en una obra que en su mayor parte es contada en primera persona.


A su vez, Simmonds, utiliza cualquier cosa que esté en su mano para darnos a conocer a sus personajes. En esta página, que puede servir perfectamente como ejemplo, podemos ver la portada del disco del antiguo grupo de Ben y una columna de un periódico en la que nos cuentan la relación de Ben con estos.


Un saludo.

Otros comentarios a esta obra:


Álvaro Pons en La Carcel de Papel.
Bochones en 48 Páginas.
Sergio en Lecturas Recomicdadas.
Octavio en Estodigo.
Nemo Nadir en El Pequeño Misátropo...

8 comentarios:

PAblo dijo...

Pues mira siempre ha sido un tebeo que me atraía pero que por unas cosas u otras no terminaba de adquirir. Tu reseña me ha decidido. A ver si me hago con él pronto...

Impacientes Saludos.

Caracrater dijo...

a mi me pasaba lo mismo, no terminaba de convercerme, pero el carcelero, Sergio y tú, ya sois tres argumentos de enorme peso.

Álvaro Pons dijo...

Excelente reseña!

Angux dijo...

PAblo, Caracrater, Álvaro:
Leeré pues tu reseña, PAblo, en El Lector Impaciente. Estoy seguro de que te va a gustar.

Cuando lo leas nos cuentas, Toni.

Gracias Álvaro, fuiste tú el que me puso al corriente de esta obra antes de que se publicara por aquí.

Un saludo a los tres.

Mar dijo...

Pues a mi me ha decepcionado un tanto: después de leer reseñas tan estupendas (del tebeo y las reseñas en sí) me había hecho una idea equivocada del cómic. A mí me parece entretenido, bien hilado, pero teniendo todo el tiempo la sensación que algo faltaba, que se me escapaba un no-sé-qué...
Deben ser desvaríos míos, pero este tebeo me parece un folletín rosa que va más allá del puro cliché pero sin conseguirlo del todo.

Besitos

Angux dijo...

Hola Mar.
Cuando las expectativas son muy grandes raro es que cualquier cosa las colme. Esto nos ha pasado a todos en alguna ocasión.

A mi si me pareció una estupenda obra, aunque más por como estaba hilvanada y cerrada que por la historia en si.

Un abrazo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

MAR, no olvidemos que estamos hablando de una versión de "Lejos del mundanal ruido2, novelón decimonónico. No lo leí, vamos, pero seguro que lo de "folletín" cobra más sentido si atendemos al origen de la obra (que ando leyendo y me está gustando, sin más, tampoco lanzo palenques)

Mar dijo...

¡¡Malditas expectativas!!
;-)

Yo tampoco me he leído la obra que mencionas como referencia: seguro que tenía su cabida en aquel momento... y puede que ahora también, no hay más que verlo bien que funciona el tebeo, pero desde mi punto de vista, los palenques (como dices tú, Señor Octavio) los guardaremos para mejores ocasiones.

Besitos más