viernes, 7 de noviembre de 2008

The End

Como ya sabéis por las últimas entradas, abandono. Dejo el blog. Y creo que os debo una explicación.

.
Hace cosa de (tan solo) 6 meses nació La Caraviñeta. Este blog se creó con la única pretensión de hablar de una de mis aficiones preferidas, los comics.

La intención desde su nacimiento era de hacer una entrada al día y con ese ritmo se mantuvo un tiempo, hasta que empecé a darme cuenta que esta intención, para mi, era poco menos que imposible. Fui entonces, y coincidiendo con el nacimiento de mi segundo hijo, espaciándolas un poco hasta hacer una entrada cada dos o tres días. Pero aún así, este ritmo me era imposible de seguir ya que estoy fuera de casa hasta tarde debido a mi horario de trabajo.

.
Poco a poco fui incluyendo en el blog nuevas secciones que aunque disfrutaba muchísimo haciéndolas me exigían bastante dedicación (Las 1001 Maneras). Incluso las reseñas que hacía de los comics leídos (Lecturas) me quitaban demasiado tiempo ya que nunca he sido muy bueno en el uso de la palabra y tenía que trabajármelas bastante para que quedaran más o menos decentes. A parte, me gusta ver lo que escriben los compañeros de otros blogs y me tenía que sobrar tiempo para leer de vez en cuando un comic.
Todo esto hacía que le quitase tiempo a los míos y que me acostase muy tarde, demasiado tarde.
Tras la larga jornada de trabajo llegaba a casa reventado (el poco dormir es lo que tiene) y esto hacía que estuviese irascible. Lo que empezó como una estupenda manera de llenar mi tiempo se estaba convirtiendo en una tarea.. ..

.
Y estas, son principalmente las razones por las que abandono. Primero por que no quiero robarle el tiempo a los míos y segundo, las cosas que se hacen obligadas dejan de gustar, y no estoy por la labor de que esto pase.
Aún habría que sumarle más causas, como un intento de ahorro (maldita crisis) que repercute principalmente en las aficiones (habrá que gastar menos en comics).

.
Después de esta explicación que espero que entendáis, solo me queda deciros que he disfrutado mucho estos seis meses.

Creo como ya he dicho en uno de los comentarios que estaba hallando el camino a seguir (espero que no suene pretencioso) y “La Secuencia“, podía ser la entrada que más me gustaba hacer. Incorporada de las últimas, me permitía y usando los comics de fondo, soltarme un poco la melena y hablar desde dentro, de lo que esta secuencia me evocaba en ese momento.

.
Daros las gracias a todos los que alguna vez pasasteis por este blog. a los que habéis dejado algún comentario en él, a los que habéis disfrutado con alguna de las entradas o a los que os habéis interesado por algún comic que hayáis visto por aquí en alguna de sus secciones. Solo por esto ya ha merecido la pena los pocos meses que he pasado en la blogsfera.

.
También comentaros que gracias a estos seis meses he conocido a gente estupenda, a la que seguiré visitando en sus blogs (en la columna de la derecha en “Enlaces” podréis encontrarlos) y solo por esto (también) ya ha merecido la pena los pocos meses que he pasado en la blogsfera.

.
Sin mucho más que deciros me despido y se despide La Caraviñeta, no para siempre, no. Quizás en algún tiempo, si la vida me sorprende con una de sus vueltas y me regala a mi y a mi familia algo más de tiempo.. ..
Bueno, que alguien amordace al bardo que yo traigo los jabalíes.. ..

.
Un saludo.

23 comentarios:

Álvaro Pons dijo...

Una verdadera lástima, pero a veces las cosas son como son y no se pueden cambiar.
Ha sido un placer tenerle por la blogsfera comiquera. Avise si vuelve por estos lares, que se le esperará con ganas...

Anónimo dijo...

Un verdadero placer tenerte todos estos meses!
Suerte con lo que debas hacer y salud con los jabalíes.

Jolan dijo...

Desde el corazón te digo que me apena mucho el cierre de la Caraviñeta. No es nada pretencioso lo que afirmas: estoy convencido de que este se estaba convirtiendo en un blog de referencia para muchos, entre los que me incluyo. Prueba de ello son las excelentes críticas que ha recibido y a las que naturalmente me uno. Decir también que he encontrado muy útiles gran cantidad de tus artículos y que ha sido un placer leerte, de verdad.

Y también que comprendo perfectamente tus motivos, dado que cuando cualquier cosa pasa a imponerse casi por obligación más que por gusto, deja de resultar tan agradable. En cuanto a la falta de tiempo y la parte de éste que ocupan trabajo, familia y -el poquito que sobra- las aficiones personales, créeme que entiendo y sufro la misma experiencia.

Yo hace tiempo que me tomé la tarea de escribir en mi propio blog como algo que haría sin agobios, cuando el tiempo me lo permitiese y siempre que tuviera ganas de escribir, algo que en realidad me gusta bastante. Y espero que, quizá no en unas semanas ni unos meses, pero sí algún día de estos, tu retomes la Caraviñeta y -aunque sólo saques unas poquitas entradas al mes- podamos volver a disfrutar de tus artículos.

Bueno, perdón por la parrafada :P
Un abrazo, amigo. Y para cualquier cosa, ya sabes dónde estoy. Nada de adioses... mejor, ¡hasta pronto! ;)

anguloagudus dijo...

Lamento decirlo, pero haces bien, has tomado la decisión correcta, aunque los efectos colaterales no nos gusten a ninguno. Espero que al menos sigas mis entradas de Asterix (a medio hacer la de los legionarios) ... en fin, que me voy a por mi singularis porcus.

Hasta siempre.

Jesús Duce dijo...

¡Qué lástima que no puedas seguir! Y entiendo perfectamente lo que expones, dado que yo también tengo familia y ando siempre buscando tiempo para leer y escribir.

Tus entradas eran magníficas y sumamente hermosas, siempre apoyadas en una selección oportuna y homogénea.
Se echarán de menos tus composiciones y las ideas que aportaban.
Muchas gracias por todo ello y ojalá que puedas volver pronto.
Suerte y hasta siempre.

sebelo2 dijo...

Pues yo sólo te digo un efusivo hasta luego. Se que te seguiré leyendo por los sitios que todos sabemos y aunque me apena no volver a leer tus magníficas entradas, entiendo perfectamente todas tus razones.
Un abrazo Angux....¡y nos vemos por la blogosfera!.
Sergio

xavier dijo...

Poco puedo añadir a lo que han comentado antes que yo y que subscribo.

Espero volverte a leer pronto.

Salut,

Jorge dijo...

Un afectuoso "hasta luego" angux. Ha sido un placer leerte estos meses y disfrutar con la belleza de tus entradas. En la vida hay prioridades y la familia es la principal. Un saludo.

tristan dijo...

Hasta pronto, compañero.

Elizard Queen dijo...

Me lo tomo, entonces, como un "hasta luego"... De todos modos, si algún ratito te apetece comentar algún tebeo, o colgar alguna imagen que te haya llamado la atención, o lo que sea, pues no te cortes y hazlo. No hay ninguna obligación de mantener un ritmo de entradas, como si publicas una o dos al año... O ninguna, hasta que puedas y realmente tengas ganas de ello. Bueno, sea como sea... encantada de haberte tenido por aquí, y sabes que siempre serás bien recibido en mis bitácoras.

Shalom aleichem!

Elizard Queen/Werewolfie.

Rotebor dijo...

Estimado ANGUX:
Se comprenden claramente tus razones. Te extrañaremos.
No borres ni suprimas tu blog, así podremos volver a mirarlo y consultarlo, como aquellas revistas y libros que el tiempo va acumulando en nuestras estanterías; y disfrutarlo, como un buen vino añejo.
Un abrazo afectuoso y hospitalario, como ha sido tu confortable sitio.
Mi blog es tu blog, bienvenido siempre.

PAblo dijo...

Hola Angux,

No puedo añadir nada que no se haya dicho ya por los demás comentaristas.

Entiendo perfectamente tus motivos y creo que has tomado la decisión correcta. Un blog no puede se nunca una obligación y alejarte de lo que realmente importa, tu familia y tu trabajo.

"La caraviñeta" no acaba porque tus entradas van a quedar aquí colgadas y tus visitantes vamos a poder seguir disfrutándolas así como de tu presencia y comentarios en otros blogs por lo que tu presencia en la blogosfera seguro que se mantiene. Además, guardo la esperanza, de ver todavía de vez en cuando alguna soberbia entrada tuya por estos lares y que el blog se mantenga activo aun cuando no actualices con menos frecuencia.

Impacientes Abrazos y Mucha Suerte.

Giuseppe dijo...

No quisiera repetir lo que han ido comentando los compañeros blogeros, pero siento mucho que nos dejes.
Me gustaban tus entradas, y por gustos, fundamentalmente de cómic europeo, tu trabajo de mañana y tarde, tener también dos nenes, eras como un alma gemela.
Yo tb noto el peso de la familia, si el año pasado, con mi bichete Daniel, hice 30 entradas en Trazos, al nacer mi pitufina, Ana, este año llevo media miserable docena de posts(aunque tengo un par más a punto de carmamelo). Al ser Trazos un colectivo, (donde el que más currela es Eduxavi), me puedo permitir escribir algo cuando puedo o me viene la inspiración.

Puedes estar satisfecho de las horas gastadas en tu blog, pero las que dediques a tu familia tendrán aun una mejor recompensa.

Hasta pronto.

anguloagudus dijo...

Paciencia, que cuando os deis cuenta os sobrará el tiempo, pero echareis de menos a esos tiranos pequeñitos.

Bochones dijo...

Un abrazo

Salud y suerte

Dr. Mabuse dijo...

Hasta la próxima... Ha sido un placer leerte. Gracias por tu tiempo. Un saludo.

Anónimo dijo...

La eterna lucha, los niños no entienden de aficiones, pero espero que nos paguen la jubilación y si hay suerte, heredaran nuestros vicios. Mucha suerte.
Miguel

Anónimo dijo...

Muy bueno el blog.
Un verdadera lástima su fin.
Rodrigo.

Pumuki dijo...

Muchas gracias por todo Angux, ha sido un placer leerte, para mi tu blog ha sido una puerta a una parte del mundo del cómic que no conocía lo suficiente, que de hecho empiezo a conocer un poco, y en el que pienso seguir.

Y tus motivos para dejarlo, aunque nos sepa mal, son facilmente comprensibles y compartibles.

Un beso, nos leemos y mucha suerte en tu vida diaria y en todo lo que emprendas ;D

Beldz dijo...

Vaya Angux... me sabe mal que cierres :( Aún recuerdo la ilusión que te hacía al principio, cuando empezaste a montar todo esto. Pero ya se sabe que mantener un blog es difícil y complicado cuando se tienen otras obligaciones. Y sí, hace falta tiempo si quieres hacer una entrada bien hecha... o si no mira mi blog, que siempre digo, de este día no pasa que no actualice y al final llego cansada a casa o me pongo a hacer otras cosas y volvemos al mismo punto.

Pero bueno, espero que algún día, con un poco más de calma, la caraviñeta vuelva a abrir sus puertas, porque se nota que era un blog hecho con cariño. Espero también que volvamos a compartir e intercanviar de nuevo más opiniones de esta afición que tanto nos gusta.

¡Hasta pronto! :D

FranciX dijo...

NOOOOOOOO!!!

Vaya, me alegro mucho de tu reciente bi-paternidad, pero lamento que esto (y tantas gotitas) te hagan abandonar el blog.

Yo te diría que pasaras de tanto en tanto, que aunque fuera poco, lo siguieras actualizando, que aquí estaremos todos esperando (bueno, más bien el sistema de Feeds :D ).

Espero que al menos te plantees visitas esporádicas por aquí comentando lo que has leído, las reediciones, los avances,... vamos que espero que no lo dejes :-D

Blueberry dijo...

Gracias por tus comentarios. El Pequeño Spirou lo editó Ediciones B y en la colección Olé.
Espero que éste adios sea un leve paréntesis del comienzo de una nueva etapa.

Marcos Mateu dijo...

Vaya, siento haber descubierto tu blog cuando ya es tarde.
En fin, las razones que enumeras son francamente inapelables.
Un saludo y Feliz Año Nuevo para toda tu familia.